Primicia: fue condenado por homicidio y lo agarraron robando en una metalúrgica

Un peligroso sujeto que vive en nuestra ciudad fue descubierto mientras hacía de las suyas y recibió una golpiza por parte del dueño del negocio y de un empleado. Dio una identidad falsa, pero la policía descubrió quién era: se trata de un delincuente que hasta 2020 debía permanecer preso por asesinato.

 

Esperancino.com.ar es el medio líder en primicias y también en cuanto a contenidos, por eso usted siempre se entera antes de las cosas que suceden en la región.

En esta oportunidad damos cuenta de un intento de robo que terminó en una feroz golpiza y posterior detención.

La historia se remonta bastante atrás porque el dueño de una metalúrgica de Soler 404 venía advirtiendo que le faltaba dinero de la pequeña oficina contigua al galpón principal, por eso decidió, junto a un empleado, montar guardia.

Así descubrió que un sujeto de 27 años era el que al menos en dos ocasiones le había sustraído plata. Lo que siguió fue de película, lo sujetaron y el visitante cobró “por todos los títulos”, después fue entregado a la policía, que además secuestró la moto con la que había llegado al lugar.

 

El pícaro

Consultado por sus datos filiatorios dio un apellido falso, pero el olfato de un oficial que lleva años en la calle permitió conocer la verdad, de lo contrario hubiese recuperado la libertad a las pocas horas ya que en concreto sólo se trató de un intento de robo, delito excarcelable.

Saltó que es oriundo de Casilda pero se instaló hace tiempo en Esperanza y que posee un amplio historial delictivo, entre otros hechos cometió un homicidio por el que debía permanecer preso hasta el 2020, aunque gozaba de los beneficios de la libertad condicional.

Otra vez los derechos para los delincuentes y no para los ciudadanos que cumplen las leyes… Sólo falta que la Justicia ahora vaya tras el dueño de la metalúrgica, de apellido Pontarelli, y su empelado. Sería el colmo.