9 - BLOQUE 9 Generales

Operativo en el centro de Esperanza por falso cura que tiraba losetas contra una casa

Un importante operativo policial se desplegó este sábado por la noche en Moreno al 2300 por una situación muy particular.

Un vecino observó que dentro de su garaje se encontraba un hombre vestido de sacerdote, el cual tenía actitudes bastante extrañas.

Primero bendijo las paredes, luego salió a la vereda y comenzó a arrojar losetas contra la casa a la que había ingresado.

Según relataron testigos a Esperancino.com.ar, después golpeó un portón con sus manos y salió corriendo.

Los vecinos llamaron al 911 y la Central de Emergencias convocó a los agentes del Comando Radioeléctrico al lugar.

Los policías lo encontraron a pocos metros del hecho, entrando a su casa ubicada en calle Berutti.

Allí lo entrevistaron, constataron que no hubo heridos y que la situación estaba controlada y realizaron las actuaciones correspondientes.

Advertencia

Varios vecinos advirtieron a este portal haber presenciado situaciones similares con esta persona que recorre las calles vestido de sacerdote, lo que les genera miedo de que pueda lastimar a alguien o provocar daños importantes.

Según pudo averiguar Esperancino.com.ar, se trata de un hombre que estuvo bajo tratamiento médico y que hace muchos años intentó hacer el seminario, pero no fue aceptado por su condición ni en Santa Fe ni en Buenos Aires.

Finalmente terminó siendo ordenado en Ciudad del Este, Paraguay, por un obispo que consagró a muchos curas sin ningún tipo de control. Al tiempo la Iglesia detectó las irregularidades, canceló ese seminario paraguayo y por ende dio de baja a todos los sacerdotes que habían sido ordenados en ese lugar.

Sin embargo este esperancino cree que sigue siendo cura, probablemente por las secuelas de su padecimiento, y por eso se viste con la sotana cada día y recorre las calles de la ciudad.

Este portal también pudo saber que vive con su madre, una persona mayor.

Ojalá que pronto llegue una solución, ya que como dijimos muchos ciudadanos están muy preocupados.