Ofrecen recompensas por $ 2.000.000 para esclarecer dos casos penales

El gobierno de la provincia, a través del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, ofrece recompensas por $ 2 millones, a distribuir entre quienes aporten datos útiles, relevantes y decisivos para el esclarecimiento de dos casos penales. Por un lado, la desaparición del adolescente de 15 años Valentín Ezequiel Reales, con fecha en noviembre de 2016 en Rosario y, por otro, sobre el ataque a balazos contra Néstor Ricardo Vásquez, que tuvo lugar en la ciudad de Santa Fe en octubre de ese mismo año.

Las investigaciones de estos hechos están a cargo de la Justicia, pero la recompensa es ofrecida por el Poder Ejecutivo a través de resoluciones firmadas por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein.

La información y los datos relativos a las causas deberán ser aportados en las sedes de los Centros de Asistencia Judicial (CAJ) de la ciudad de Rosario y Santa Fe, respectivamente.

La identidad de quienes brinden información y de los que resulten adjudicatarios de la compensación dineraria será mantenida en secreto antes, durante y después de finalizada la investigación y/o el proceso judicial.

Además ese pago será abonado previo informe del representante del Ministerio Público de la Acusación y del Programa de Acompañamiento y Protección de Víctimas y Testigos en relación al mérito de la misma. El ofrecimiento de recompensa está previsto en la ley provincial Nº 13.494.

Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos aclararon que no pueden recibir la compensación quienes hayan tomado parte de la comisión de los delitos como autores, cómplices, instigadores o encubridores.

 

Los casos

Una de las hipótesis por el caso de Reales es que el chico de 15 años podría haber sido víctima de homicidio. Su desaparición está fechada entre el 13 y el 15 de noviembre del año pasado, aunque la investigación se inició sobre fin de ese mes a partir de la denuncia de la madre. Se especula que fue atacado por una banda delictiva conocida como «Los cuatreros».

Para el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos se trata de un caso de gravedad social donde, además, es muy difícil obtener información para dar con los autores o partícipes, lo cual amerita el ofrecimiento de una recompensa, más teniendo en cuenta que según referencias de la familia habría testigos de lo acontecido con el adolescente.

El otro caso tuvo lugar en la ciudad de Santa Fe el 29 de octubre de 2016, cuando al regresar a su casa de Junín al 2700, a la una de la madrugada, en su vehículo particular, Néstor Ricardo Vásquez fue atacado a balazos por personas que se movilizaban en una moto y que lo hirieron en la cabeza. Recibió dos proyectiles de arma de fuego que le causaron graves lesiones, de las cuales aún se está recuperando.