Nación solo subsidia colectivos del AMBA y en las provincias el boleto cuesta casi el triple

El gobierno nacional decidió posponer los aumentos previstos para el transporte público masivo del Área Metropolitana de Buenos Aires, con lo que porteños y bonaerenses no sufrirán las subas que ya lamentan los usuarios de todo el país. El ajuste por vía de la quita de subsidios se aplica solo a las provincias, no a la capital federal y el Gran Buenos Aires, en lo que, se interpreta como una estrategia para que haya una baja en la medición de la inflación.

Es que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) toma valores del área más poblada del país y tanto los servicios públicos de energía eléctrica y gas natural por redes como las tarifas de colectivos y trenes son clave.

El mecanismo o la maniobra de sostener tarifas bajas solo donde se mide la inflación fue una práctica repetida durante el kirchnerismo. En los últimos días se daba por descontado que se conocerían las nuevas tarifas de gas para los usuarios finales (que se multiplicarían por seis), pero todavía no hay una resolución de la Secretaría de Energía de la Nación pese a que ya las empresas distribuidoras del sector saben que van a una actualización que pondrá precios más cercanos a los que realmente cuesta ese combustible.

Con marzo ya en su segunda quincena, la decisión de las autoridades nacionales puede impactar en el índice de este mes. El anuncio comprende también al mes de abril. La suba prevista del 36,6% (la variación de precios acumulada a nivel nacional en el primer bimestre) en los boletos de trenes y colectivos desde el cuarto mes del año pasa para más adelante.

Mientras en la provincia de Santa Fe el boleto de colectivos aumentó 150% por la quita de subsidios dispuesto por la presidencia de la Nación, en Capital Federal y el Gran Buenos Aires sigue en 270 y los trenes en 130 pesos. La suba prevista hubiera llevado esas dos últimas tarifas a 368,82 y 177,58 pesos respectivamente.

El incremento solo está firme en el Amba para los usuarios que no tienen registrada su tarjeta SUBE. En esos casos el pasaje mínimo costará a partir del mes que viene $ 420 en los trenes y $ 430 en los colectivos.

Extraño error

También el Subterráneo iba a subir en Buenos Aires, pero un extraño error técnico al celebrarse una audiencia pública para discutir su tarifa posterga la suba para mayo. Hubo un fallo de conexión por internet lo que obliga a repetir el proceso de convocatoria, cuyo plazo mínimo es de 20 días. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires tenía previsto llevar el Subte de los actuales 125 pesos a 574 en abril.

Fuente: El Litoral