Milei eliminó subsidios a los colectivos del interior: no se sabe cuándo volverán a funcionar

Este jueves el gobierno nacional oficializó lo que en diciembre ya el ministro de Economía Luis Caputo había anunciado: el retiro de partidas para sostener el sistema de colectivos. Con un comunicado, la cartera de Caputo confirmó la eliminación del Fondo Compensador que subsidiaba al trasporte del interior y aclaró que mantendrá la asistencia social a algunos usuarios por Sube.

Lo que sí se sostendrá es el rubro denominado Atributos Sociales -que de todos modos la Nación adeuda en estos momentos-, a través de los cuales la Nación aporta el 55% del valor de la tarifa para los usuarios de la tarjeta Sube.

En el caso de las empresas del Amba, los subsidios para las empresas se sostendrán, aunque se irán reduciendo gradualmente a partir de incrementos en el costo del boleto.

Los usuarios que continuarán percibiendo los descuentos en la Sube son aquellos que usan la tarifa social federal: jubilados y pensionados, excombatientes de Malvinas, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), de la Asignación por embarazo, becarios Progresar, personal de trabajo doméstico, beneficiarios de Hacemos Futuro y de pensiones no contributivas y monotributistas inscriptos en el Registro Nacional de Efectores de Desarrollo Local y Economía Social (Redles).

La tarifa social supone un descuento del 55 por ciento en un viaje de colectivo, pero solo con el sistema Sube, lo que deja afuera algunos servicios interurbanos. Además, sin los subsidios nacionales y la advertencia del gobierno provincial de su incapacidad para reemplazar esos fondos, todo indica que el boleto aumentaría.

La provincia no puede hacerse cargo

Este jueves, el gobernador Maximiliano Pullaro advirtió que el gobierno santafesino no está en condiciones de cubrir los subsidios que la Nación dejó de enviar para sostener el funcionamiento del sistema.

"No nos podemos hacer cargo del subsidio que estaba enviando Nación", planteó el gobernador, frente al incumplimiento del gobierno central en el envío de fondos. En estos momentos, Nación continúa sin transferir el dinero correspondiente a diciembre, que suma alrededor de 1.500 millones.

En este contexto, los choferes de Santa Fe realizan el segundo día de paro y las empresas aseguran que con las actuales tarifas, más los subsidios que aporta el gobierno de Santa Fe -unos 2.000 millones-, no alcanzan para completar el pago de sueldos de este mes, por lo que solo abonaron el 40% de los salarios.

Además, el conflicto se plantea en medio de negociaciones paritarias a nivel nacional que apuntan a llevar el sueldo de los choferes a casi 1 millón de pesos en marzo, lo que agravaría aún más la situación generada por la escasez de recursos.