8 - Bloque 8 Generales

Liga Esperancina: echan a simpatizantes que insultan, pero no controlan a los árbitros

La Liga Esperancina de Fútbol tiene varios aspectos a mejorar, principalmente la cuestión dirigencial, donde deja mucho que desear, más que nada en el control hacia los árbitros.

Tras la brutal agresión sufrida por el lineman Juan Fernández a mano de jugadores del senior de San Lorenzo de Esperanza, en la última fecha hubo tolerancia cero y los simpatizantes que insultaron a los jueces fueron expulsados del estadio.

Se trata de una medida correcta porque no se deben permitir las faltas de respeto más allá de la adrenalina del deporte, pero también sería bueno que se trabaje sobre la otra pata.

Hace mucho tiempo que se ven arbitrajes malos o “dudosos” en las distintas categorías y cada vez se habla más de reuniones en la semana entre árbitros y dirigentes de clubes para ver qué beneficios pueden obtener los jueces.

Sería bueno que quienes conducen la Liga tomen nota de esta situación, ya que es un problema que afecta a todas las partes y genera este tipo de situaciones indeseables.

En relación a la expulsión de simpatizantes durante el fin de semana, compartimos la nota de los colegas de InfoMercury al respecto.

Textual

Hubo fútbol todo el fin de semana, pero no fue una fecha más. Sino que se marcó por la masiva expulsión de personas que según los árbitros, los insultaron o agredieron verbalmente.

Sea cual fuese el partido o la división, había una clara orden por cumplir: “si es conveniente, se para el partido y se le pide a la policía que retire a los que insultan del estadio”

Esto sucedió en canchas de la zona. Por ejemplo el lunes en Atlético Pilar, donde la terna arbitral suspendió el partido de octava división por recibir, según informe, insultos desde la parcialidad de padres y familiares de jugadores del Club Libertad de San Jerónimo Norte (divisiones junior).

Incluso, al no haber policías presentes y los acusados no retirarse, antes de comenzar el segundo tiempo del partido de 7ma, los jueces llamaron por teléfono a la comisaría 6ta de Pilar para que se acerquen a retirar a 4 personas que ante el pedido de los árbitros no se había retirado aún del estadio. Y así sucedió.

También según nos pasan data, hubo un partido suspendido de 8va en cancha de Central donde se enfrentaban Belgrano de Sa Pereira y Unión Progresista por la misma razón, mientras que el domingo, en cancha de Defensores y durante el partido de 1era, un hombre mayor que estaba ubicado en el sector visitante (Boca de Nelson), había sido ya advertido en el partido de reserva por sus gritos, y ya en primera, el linemann lo invitó a retirarse del estadio.

El lunes, también hubo una situación parecida en el partido entre San Martín de Progreso y Unión Progresista, donde, según nos informan, hubo un simpatizante por tribuna corrido de su lugar por la terna arbitral.

Parece ser también que en el clásico de San Carlos pasó algo similar en el partido de reserva, siendo esto algo llamativo e inédito, porque si nos ponemos a hacer cuentas, no recordamos que otro fin de semana hayan expulsado a tanta gente de los estadios de Liga Esperancina por aparentes insultos hacia los árbitros.

Tal vez se nos escape algún que otro partido o club donde hubo situaciones como las descriptas, la intención es darlas a conocer ya que ningún medio de la región habló del tema, hasta ahora.

Pero lo que queda claro es que el mensaje desde el cuerpo arbitral es claro y preciso: ante el primer insulto, se para el partido y se pide que el agresor verbal se retire del estadio, ya que parece ser según esta postura, son los gritos desde afuera los que provocan la violencia que sucede con los jugadores adentro.

Algo que seguramente traerá cola entre semana y que caliente la previa de la definición de cada una de las categorías, las cuales vivirán el sábado 27 las finales de inferiores y desde la semana próxima ya comenzarán los play off de las divisiones superiores.

No sabemos si así como actúa mal el público al insultar y es echado, pasará lo mismo con aquellos árbitros que no hacen bien su trabajo o que incluso también a veces insultan o provocan a los jugadores o cuerpo técnico.

Según pudimos consultar con algunos de los árbitros, el insulto que fue denominador común este fin de semana fue: «VAS A TERMINAR IGUAL QUE FERNANDEZ», en alusión a la aberrante situación ocurrida el jueves por la noche en Esperanza, de la cual se esperan para esta semana las sanciones y la resolución de lo que va a suceder con las finales de vuelta de esta categoría.