Humboldt: piden que al femicida lo internen por esquizofrenia y lo declaren inimputable

Walter Wettstein fue condenado a fines de 2023 a prisión perpetua como autor del femicidio de Noelia Oschtadt, perpetrado en Humboldt en enero de 2020. Tal como había anticipado semanas atrás de manera exclusiva Esperancino.com.ar, los abogados defensores Claudio Torres Del Sel y Natalia Giordano apelaron la sentencia y reclamaron que Wettstein sea hospitalizado para recibir atención médica por sus afecciones mentales.

La audiencia en la Cámara de Apelaciones se realizó este viernes en la sala 5 de los tribunales santafesinos ante los jueces de Segunda Instancia Sebastián Creus, Marta Feijoó y Jorge Andrés. Por su parte, los fiscales Carlos Lacuadra y Estanislao Giavedoni reclamaron que la sentencia de Wettstein sea confirmada en todos sus extremos.

El juicio oral y público por el femicidio de Noelia Oschtadt se realizó en noviembre de 2022 en los tribunales de Santa Fe, y los jueces Sergio Carraro, Octavio Silva y José Luis García Troiano entendieron que el agresor había “diseñado” el ataque contra su expareja. Noelia murió tras recibir un disparo en la vía pública cuando andaba en bicicleta junto a su hijo pequeño. Luego del ataque, Wettstein fue hasta la comisaría donde relató lo que había hecho.

¿Inimputable?

En el escrito de apelación, ampliado en la audiencia, los defensores repasaron el historial del cuadro de salud mental de Wettstein: desde los 12 años que el acusado está en tratamiento psiquiátrico, lo cual representa temporalmente el 75% de su vida, e insistieron en que es una persona psicótica, que no tiene pleno dominio de sus actos.

Claudio Torres Del Sel enumeró la “batería de medicamentos” que los médicos del penal de Coronda le suministran a Wettstein, aumentando incluso las dosis que le habían recetado previo a su encarcelamiento.

El letrado enfatizó que “son para dormir un animal”, y que en el penal le agregaron un medicamento que es para reducir las alucinaciones, y que otro de los medicamentos que consume es para tratar esquizofrenia y trastorno bipolar.

Los defensores destacaron que su psiquiatra perito de parte arribó a una conclusión diferente a la de la junta oficial porque realizó un informe más profundo y entrevistó a varios miembros de la familia, y realizó entrevistas adicionales al imputado en el penal de Coronda. Torres Del Sel criticó el trabajo realizado por la JESM, y lo calificó como “ineficiente e irregular”.

En los alegatos del juicio los defensores habían reclamado que Wettstein sea declarado inimputable, y así lo sostuvieron durante la audiencia de apelación: todos los episodios de violencia fueron parte de la propia enfermedad, insistieron los letrados. Por último, los abogados solicitaron que Wettstein sea declarado inimputable y que se fije una audiencia para determinar la internación y el tratamiento que debe recibir para sus afecciones mentales, ya que representa un peligro para la vida de sí mismo y de terceros.

En el escrito de apelación, los defensores recordaron que “la imputabilidad penal se basa en dos fundamentos: la capacidad intelectiva y capacidad volitiva, es decir, la capacidad de comprender y la capacidad de dirigir sus acciones, y se preguntaron: PODEMOS ASEGURAR que Wettstein tenía capacidad intelectiva, para comprender la ilicitud de su comportamiento?, y además la capacidad volitiva de controlar y dirigir su comportamiento?".

Finalmente, en cuanto al “diseño consciente” de los actos que según el tribunal de juicio realizo Wettstein, Torres Del Sel remarcó que “un paranoico puede “planificar”, así nos enseñan los libros de psiquiatría, por ende la afirmación de los señores jueces carecen, respetuosamente, de un sustento legal que lo respalde”.

Conocimiento y voluntad

A su turno, los fiscales solicitaron que se rechacen los planteos de la defensa y que se confirme la sentencia del juicio. Lacuadra recordó lo declarado por los diferentes profesionales de la salud mental que declararon en el juicio, y que “el único que dio un diagnóstico diferente fue el perito de la defensa”.

En este sentido, el fiscal criticó que el psiquiatra analizó la infancia de Wettstein y cómo se encontraba al momento de las entrevistas, ya detenido y medicado, pero que no tuvo en cuenta cómo se encontraba al momento del hecho, ni en los años previos: “vivía con su hijo, trabajaba en el campo, había formado una familia y ahora estaba en pareja nuevamente”, enumeró Lacuadra.

Además, días antes del ataque a Noelia, le preguntó a su hijo si seguía trabajando en la carnicería, y el día del hecho le pidió al muchacho que vaya el solo a trabajar, que tenía que hacer algo y se iba a demorar, recordó el fiscal sobre lo ventilado en el juicio.

La Fiscalía insistió que al momento del hecho Wettstein no presentaba alteraciones que le impidieran comprender lo que estaba haciendo: “después de dispararle se bajó del auto, le quitó la cartera y le pegó una patada al cuerpo; luego se arrepintió y se fue a entregar a la comisaría”, recordaron.

Por último, los fiscales avalaron la posibilidad de que se realice una nueva junta especial de salud mental para precisar el tratamiento necesario acorde al cuadro de Wettstein, y que sea cumplido dentro del régimen penitenciario que está cumpliendo.

Familiares

En la audiencia estuvieron presentes los padres de Walter Wettstein y los padres y la hermana de Noelia Oschtadt; fue la hermana quien se dirigió al tribunal al finalizar la audiencia: “si es verdad todo esto ¿por qué vivía solo? ¿por qué estaba armado? ¿por qué manejaba un auto? Si sabían las intenciones, ¿por qué lo dejaron solo, armado, con su hijo, no nos vinieron a decir nada? Podríamos haber colaborado entre todos para que esto no ocurra, nos sentimos humillados de tener que revivir hoy todo el dolor de ese día”, expresó.

Por Andrea Viñuela - Aire Digital