Policiales

Fue primicia de Esperancino.com.ar: son cinco los policías presos

Cuatro eran miembros de la Brigada de Investigaciones de Comisaría Primera y el otro jefe de la 1º Zona de Inspección. Enfrentan graves delitos, pero se declararon inocentes y apuntaron a policías de la ciudad que no dependen de la UR XI.

 

La audiencia de discusión de la cautelar para los oficiales de Esperanza acusados de corrupción policial ayer duró cuatro horas y media. Primero el ex jefe de la 1º Zona de Inspección, Jorge Antonio Bordiga, hizo un nuevo descargo de los hechos que se le atribuyeron frente al juez que le dictó la prisión preventiva, Nicolás Falkenberg.

A él se sumaron los cuatro coimputados de ser parte de una asociación ilícita: Guillermo Bocaturo, Franco Cornejo, Miguel Ángel Acuña y Juan Moreira, los que escucharon las maniobras delictivas de las que se los acusa y luego pidieron la palabra ante el juez Sergio Carraro.

“Se les atribuye integrar una estructura formada por policías dedicada a cometer distintos delitos, entre los que se encuentran Gerardo Sánchez (ex jefe de Sumarios de la Comisaría Primera, quien acordó en juicio abreviado una condena de tres años en suspenso) y Jorge Bordiga”, dijo la fiscal Mariela Jiménez junto a su compañera de investigación María Laura Urquiza.

Según las representantes del Ministerio Público se reunieron suficientes pruebas para evidenciar que los imputados valiéndose de su función pública realizaban abuso de poder con el fin de cometer ilícitos. “Integraban la Brigada de Investigaciones que funcionaba paralela a la PDI. Todos obedecían a Bordiga”, agregaron las fiscales.

 

Contundente

Las pesquisas trabajaron sobre tres casos puntuales en los que consideran todos estos policías tuvieron algún grado de responsabilidad. En todos los imputados intimidaron o amedrentaron a una o varias persona para no perseguir la acción penal en su contra.

Las dudas sobre su accionar desató la investigación de las fiscales y hoy las sospechas se van transformando, de a poco, en certezas, por eso hay 10 policías involucrados (cinco con prisión preventiva, un condenado en juicio abreviado, tres con libertad bajo juramento y uno imputado en libertad.

“Creemos que los miembros de esta asociación ilícita decidían qué se informaba a la Fiscalía, qué efectos se devolvían y sobre todo qué se investigaba”, sostuvo Jimenez.

 

Inocentes

Pese a que todos ejercieron su derecho de descargo, ninguno de los coimputados quiso responder preguntas de la Fiscalía. Todos se declararon inocentes y aportaron su mirada de los hechos de los cuales se los acusa.

Queda claro que el proceso judicial recién empieza y en Tribunales se ventilarán muchas cosas, también una feroz interna que podría haber sido el detonante de esta historia y que respondería a una puja de poder para ver quién se queda con la plata de “la calle”, si efectivos de la UR XI o los miembros de la PDI que dependen de Fiscalía.