Estafa millonaria de agencia de viajes: siguen las idas y vueltas

La causa fue y vino en los Tribunales santafesinos y a esta altura lo único claro es que en la Agencia Maros de Santa Fe, donde una mujer que vive en Esperanza -Ivana Álvarez Flores- al parecer tenía un importante rol, se quedaron con los aportes de muchísimos clientes que pagaron esperando viajar y un grupo de personas se encargó de burlar su buena fe.

Entre los damnificados hay varios de nuestra ciudad y del resto de Las Colonias, ninguno de ellos pudo viajar y a esta altura es poco menos que un milagro que logren recuperar la plata.

 

Novedades

En las últimas horas los abogados particulares de Marcela Arévalo y Ana Felice, involucradas directamente en la causa «Maros viajes y turismo», presentaron un recurso para apelar la prisión preventiva en la que se encuentran desde el 10 de enero de este año por orden del juez de primera instancia Jorge Patrizi, tras ser imputadas por estafas reiteradas y adulteración de documentos privados en perjuicio de cientos de clientes que no pudieron viajar.

La presentación fue realizada ante la Oficina de Gestión Judicial de Segunda Instancia, aunque todavía no fue fijada la fecha de audiencia, pero se prevé que podría llevarse a cabo en las próximas semanas.

El pedido es el segundo que realiza la defensa, ya que en abril pasado solicitaron la excarcelación para Arévalo y Felice por medio de una audiencia de revisión de la medida cautelar, sin embargo el juez Jorge Peggasano rechazó el pedido y ordenó que continúen en prisión.

En su escrito, los letrados sostienen una serie de críticas a los investigadores del caso, Omar De Pedro y Lucila Nuzzo, del Ministerio Público de la Acusación (MPA), quienes a lo largo del proceso judicial de la causa pidieron que cuatro de los cinco imputados estén en prisión hasta que llegue el juicio por el simple hecho de no entorpecer la investigación.

Una de esas críticas expuestas que hace la defensa, en esta nueva oportunidad, se basa en que los elementos probatorios, entre ellos un video, que esgrimió oportunamente la Fiscalía para solicitar la privación de la libertad para las dos imputadas -madre e hija y propietarias de la agencia de viajes de 1º de Mayo y Obispo Boneo de Santa Fe-, han sido alterados a lo largo del proceso de investigación.

 

El fundamento

Según los defensores «el fiscal utilizó un recurso bajo que incluso apareció hasta en los medios locales, «en el cual se ve a Ana Felice y a Lucila ‘Popi’ García -una empleada- retirando dinero de una sucursal del Banco Macro de Aristóbulo del Valle. Dicha extracción fue el 28 de diciembre, justamente un día antes de presentar el concurso de quiebra de la agencia en los tribunales civiles y comerciales de Santa Fe.

En este aspecto, la defensa consideró que «fue un recurso bajo porque fue el mismo fiscal quien tuvo que reconocer que inmediatamente después de ese retiro se hizo un depósito de mayor cantidad para que pueda cumplirse con los viajeros».

Queda claro que en esta historia todavía queda mucho por resolver y que son varias las cosas poco claras, pero de lo que nadie habla es de las decenas de víctimas que les permitieron a los responsables de la agencia hacerse de varios millones de pesos gracias al aporte de los clientes que se quedaron sin el dinero y sin el viaje de placer.

Para colmo de males los indicios marcan que el pedido de Justicia que hicieron las víctimas cada día que pasa parece más una proclama de buenos deseos, que algo que esté cerca de producirse.

[embedyt] https://youtu.be/mIqHUVGwae4[/embedyt]