Importantes Policiales

Policía iba en su auto particular, vio algo raro y terminó frenando un robo

Una vez más el subinspector Julio Bologna es noticia por su tarea: se dirigía a realizar un adicional al peaje y en la oscuridad de la noche observó a dos sospechosos al costado de la ruta, se bajó solo y descubrió que terminaban de robar en Esperanza. Terminaron presos.

 

Se reiteran situaciones que en otro contexto tendrían que ser habituales, pero lamentablemente por los que miran para el costado evitando comprometerse o directamente por los policías que se corrompen, las noticias de los que sienten de verdad la ropa azul que les presta el Estado llaman la atención.

En particular destacamos la tarea del subinspector Julio Bologna, quien acostumbra a convertirse en ejemplo por su compromiso con la comunidad.

 

Lo último

Minutos antes de las 22 del lunes el mencionado oficial de la Unidad Regional XI, quien cumple funciones en el Destacamento 12 de Empalme San Carlos, circulaba en su automóvil particular por ruta 5 rumbo al peaje de ruta 70, donde pensaba realizar un adicional para engrosar su salario.

Al estar aproximadamente a 1.000 metros de la intersección de esas dos vías de comunicación le llamó la atención la presencia, en medio de la oscuridad, de un Fiat Siena color blanco con ocupantes fuera del vehículo.

Lejos de seguir su marcha tomó las precauciones del caso y decidió acercarse para ver qué sucedía. Se trataba de un remís con dos sujetos (apellidados Vázquez y Paniagua), quienes dudaron al contestar el interrogatorio del policía.

El olfato hizo el resto, Bologna recorrió con su vista el rodado y descubrió que llevaban una bicicleta desarmada.

Ante esto, de inmediato solicitó apoyo a la Subcomisaria 18 y en cuestión de minutos los visitantes quedaron presos porque al rodado marca Venzo se lo habían sustraído a un vecino de nuestra ciudad -Sergio López- cerca de las 20 en Güemes y Lavalle.

Con más policías como este la inseguridad no sería igual en nuestra provincia y ojalá algún día le asignen mayor responsabilidad a Julio Bologna, por ejemplo en Esperanza, donde varios marcharían derecho teniéndolo a su lado, porque con él primero está el vecino, siempre.