Generales

Plata tirada: esperancino abusó del poder en el Estado y la justicia falló en contra

A José Zenclussen lo pusieron “a dedo” como director de Radio Nacional Santa Fe y los empleados denunciaron persecución y discriminación. La Asociación de Prensa hizo actos y marchas, y ahora la Justicia le da un revés a este polémico comunicador.

 Son días movidos para la Asociación de Prensa, gremio que representa a todos los trabajadores de los medios de comunicación, ya que desde hace tiempo viene luchando para frenar lo que define como tareas persecutorias y claros actos de discriminación en Radio Nacional Santa Fe.

El responsable de esta situación es el esperancino José Francisco Zenclussen, quien gracias a su apoyo al sector radical que integra Cambiemos fue puesto “a dedo” como director y desde allí se viene dando una puja muy fuerte, porque lo acusan de no estar capacitado para el cargo, de decir una cosa y hacer otra, y de dilapidar fondos públicos, ya que varias medidas “sin sentido” que tomó se judicializaron y tarde o temprano el Estado -todos nosotros- tendremos que pagar las consecuencias de su accionar.

Podríamos enumerar varios casos donde finalmente Zenclussen quedó desairado y la Asociación de Prensa realizó marchas y fuertes declaraciones contra este polémico comunicador, pero damos cuenta de la última noticia: este fin de semana hubo un acto en la puerta de la mencionada radio estatal, ubicada en Juan de Garay 2960 de la capital provincial (fotos), donde colegas de distintos medios de Santa Fe celebraron el fallo judicial que ordena la reincorporación de Alejandro Brittos, quien desde hace muchos años cumple tareas en la emisora y sin reconocérsele la antigüedad ni sus derechos laborales había sido dejado en la calle.

Lógicamente la demanda continúa, al igual que en otros casos similares, por lo que no tardará tanto en llegar la orden para que Radio Nacional, con dinero de todos los contribuyentes, pague los errores y la soberbia de José Zenclussen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *