Deportes

El esperancino Gómez jugó con los mejores del mundo y su equipo asustó al Barcelona

El defensor central surgido en las Inferiores de San Lorenzo de Esperanza y de paso por Unión de Santa Fe, Mariano Gómez, jugó quizás el partido más importante de su carrera.

El joven de tan solo 20 años fue titular en el encuentro entre la Unión Deportiva Ibiza -que milita en la tercera categoría de España- y el mítico Barcelona por los dieciseisavos de la Copa del Rey en el que el equipo de elite se impuso 2 a 1 este miércoles en el estadio Can Misses.

Mariano fue el encargado de marcar al delantero francés Antoine Griezmann, uno de los mejores en su posición en todo el planeta y figura del último mundial. Pese a no haber podido conocer a Lionel Messi, ya que el entrenador visitante prefirió preservarlo, enfrentó al croata Ivan Rakitic, al chileno Arturo Vidal y al defensor español Jordi Alba, entre otros futbolistas de primer nivel.

Si bien el Barcelona ganó el encuentro 2 a 1, el Ibiza sorprendió a los 8 minutos del primer tiempo con un gol de Josep Caballé y todos los medios españoles y que se encargan de cubrir el fútbol internacional destacan la actuación del conjunto del joven esperancino y que el elenco de primer nivel estuvo en serios problemas.

La imagen que ilustra esta nota -gentileza de EFE- será recordada para siempre por Mariano Gómez y todo su entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *