Policiales

Detuvieron por abuso sexual a un policía del área de Trata de Personas

Un policía que presta servicios en la Agencia Provincial de Investigación sobre Trata de Personas, dependiente del Ministerio de Seguridad, quedó detenido por orden del juez de la Investigación Penal Preparatoria, Gonzalo Basualdo, por una causa que investiga el abuso a una adolescente de 17 años.

La resolución del magistrado fue luego de una audiencia de imputación, donde el fiscal Aldo Gerosa le atribuyó al personal, identificado como Héctor Adrián Pereyra (40), los delitos de «privación ilegítima de la libertad y abuso sexual agravado».

Los mismos delitos le atribuyeron a otro coimputado de la causa. Se trata de un camionero, Juan Pablo Marti (25), que también participó de los hechos según estableció la pesquisa, y también quedó detenido.

El caso salió a la luz cuando la madre de la joven denunció en la Unidad Regional IX de Reconquista que su hija, entre el 29 y 30 de abril pasado había sido privada de su libertad y obligada mantener relaciones sexuales con dos hombres en una vivienda.

La detención se produjo tras un acuerdo entre el fiscal de la causa y la defensa, a cargo de Rodrigo Chapero, quienes determinaron que ambos imputados permanezcan detenidos, con prisión preventiva domiciliaria en la localidad de Intiyaco de donde los dos son oriundos.

En torno al hecho, fuentes del caso indicaron que la víctima había mantenido una relación amorosa con el camionero, pero la misma había concluido. Sin embargo, el 29 de abril ambos se habrían reencontrado y el imputado la trasladó hacia la casa donde residía el agente policial.

En el interior de la propiedad, la chica fue obligada a mantener relaciones sexuales y con posterioridad fue encerrada por varias horas. «Le habrían exhibido el arma reglamentaria del policía», indicó una fuente del caso a UNO Santa Fe.

Posteriormente, la subieron al móvil de la Agencia de Trata de Personas, la trasladaron hasta su barrio y la dejaron en inmediaciones de su casa advirtiéndole que no «contara nada de lo que había sucedido».

Con la evidencia recolectada del caso, se hicieron dos allanamientos el pasado 9 de mayo. Uno en la vivienda donde residía Héctor Adrián Pereyra, en barrio 314 Viviendas y el otro en una propiedad de Sarmiento al 500 donde detuvieron a Juan Pablo Marti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *