Policiales

Continuará preso un narco que mantenía vínculos con un empresario esperancino

La Cámara Federal de Apelaciones confirmó el procesamiento con prisión preventiva para un santafesino que se dedicaba a la comercialización de drogas y cuatro integrantes de la Policía Federal, entre ellos el ex jefe, por encubrirlo. Todos los datos.

Esperancino.com.ar informó en exclusiva un procedimiento llevado a cabo por Policía Federal que culminó en el peaje de ruta provincial 70, en el acceso a nuestra ciudad.

El 4 de abril, varios integrantes de Policía Federal se apostaron en el cruce de rutas 70 y 5. Allí estuvieron varios minutos en un patrullero de la repartición y una camioneta no identificable, supuestamente desarrollando “prevención activa”, labor encomendada “por la superioridad”.

Cuando pasó un rodado marca Nissan que conocían muy bien decidieron detener su
marcha. “Existió una breve persecución hasta que no le quedó alternativa que frenar”, dijo ese día uno de los actuantes.

Lograron su cometido recién a escasos 20 metros del peaje, manejaba Guillermo Alberto Kernc y al requisar el vehículo secuestraron al menos siete envoltorios de nailon color celeste y cuatro tubos eppendorf con clorhidrato de cocaína, además de dos teléfonos celulares y $ 3.000.

 

Corrupción de la Policía Federal
Sin embargo, días más tarde, la Justicia constató que los efectivos policiales falsearon datos en torno a la cantidad de droga hallada y así lograron atenuar los cargos contra el sujeto. Además, le secuestraron un teléfono celular, que le devolvieron días después en un encuentro que tuvieron en la Costanera con el dealer.

En Tribunales están convencidos que ese hombre transportaba gran cantidad de cocaína de máxima pureza, cargamento valuado en una cifra millonaria. La viciada y turbia situación pudo ser advertida por el fiscal federal Nº 2 Walter Rodríguez, que a través de las escuchas telefónicas del entorno del conductor de la camioneta determinó qué sucedió aquella tarde-noche en Esperanza. Asimismo,  surgió que los agentes federales, después de morigerar la detención del presunto narco, le ofrecieron protección policial a cambio de dinero y así eludir investigaciones en contra suya y de su entorno.

 

Empresario esperancino en la mira
A raíz de las múltiples derivaciones que posee el expediente, se concretó un allanamiento en nuestra ciudad. El operativo se desarrolló en la agencia de autos de Diego Baigorria, ubicada en la esquina de Brigadier López (ruta 70) y Storni, donde buscaron anotaciones que aporten información a la labor desarrollada por los responsables de la pesquisa y también debido a la posibilidad de hallar drogas, ya que Guillermo Kernc “trabaja en el lugar o presta diversos servicios en ese comercio”, relataron fuentes del caso.

Después de casi dos horas dio resultado negativo en cuanto a estupefacientes y ninguno de los consultados brindó precisiones respecto a si encontraron documentación de relevancia. “Fue una medida más dentro de tantas para tratar de armar el rompecabezas, porque en el momento de ser detenido, el narco señaló que salía de trabajar”, confió uno de los oficiales que participó de ese movimiento.

Lo que no cierra es que al momento de ser apresado este sujeto circulaba en sentido inverso, ya que estaba viniendo de la capital provincial hacia Esperanza con droga destinada a la venta.
¿Por qué el ahora detenido entraba y salía de la agencia de autos a toda hora? ¿Era por información “urgente” de distintos rodados o por cuestiones inherentes al oscuro mundo del narcotráfico?

 

Continúan en prisión
En las últimas horas, la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario confirmó el procesamiento con prisión preventiva de Guillermo Kernc y de cuatro integrantes de la sede Santa Fe de la Policía Federal, entre ellos su ex jefe, por presunto encubrimiento y por tenencia de drogas en el propio edificio de la fuerza.

Los efectivos están acusados de ser coautores de los delitos de encubrimiento, falsedad ideológica, incumplimiento de los deberes, cohecho y tenencia de estupefacientes.

Cabe recordar que en mayo, a raíz de esta investigación, la sede de la dependencia policial
santafesina fue allanada y allí encontraron escondidas varias bochas de cocaína.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *