Generales Importantes

Colectivo feminista emitió un polémico comunicado sobre la elección de la reina

Argumentan que durante esa actividad se reproducen estereotipos de belleza impuestos por un sistema sexista y que representa una forma de violencia de género y de desigualdad entre mujeres y varones. Compartimos el comunicado completo.

El colectivo de mujeres Se Dice de Mí emitió un comunicado sobre el concurso de reinas y princesas que se lleva a cabo todos los años en la Fiesta Nacional de la Agricultura. Lo compartimos de manera textual.

Por una Fiesta de la Agricultura libre violencia machista

Las mujeres feministas que conformamos “Se dice de mí ” le decimos basta a la reproducción de estereotipos de belleza impuestos por un sistema sexista. Estos estereotipos refuerzan el ideario social de belleza sobre cánones estéticos opresivos, modelos acerca de cómo se debe ver una mujer.

Los concursos de belleza son una de las formas más sutiles de violencia simbólica e institucional y una de las menos percibidas como violencia de género.

El 8 de Septiembre la ciudad volverá a vivir una nueva Fiesta de la Agricultura y con ella la elección de la reina, y sus respectivas princesas; accionar que solo aporta a la perpetuación de la desigualdad entre mujeres y varones, a consolidar un sistema sexo/género que aumenta el riesgo de ser víctima de violencia machista, contribuye a la reproducción de estereotipos dicotómicos impuestos a las mujeres tales como belleza/fealdad, un sistema binario que en su expresión más violenta se disocia en varón/mujer, dejando por fuera un amplio espectro de corporalidades y expresiones del ser humano en su total belleza y expresión de autenticidad no regulada por el mercado, el capitalismo y el patriarcado.

La elección de reinas en fiestas populares suele ampararse en “tradiciones” e incluso se defienden desde la “promoción del turismo”, sin embargo, estos son discursos patriarcales para justificar la exposición de un grupo de mujeres al análisis, crítica y evaluación de un jurado y de toda una sociedad, y refuerzan la idea de que las mujeres sólo deben ser premiadas por la apariencia física, una noción retrógrada y degradante, frente a una realidad que nos muestra a las mujeres tomando las calles, la palabra y ganando día a día más derechos políticos y sociales.

Por todo ello recomendamos al municipio de Esperanza seguir el camino de las más de 50 localidades en todo el territorio nacional que han abandonado la práctica sexista de realizar elección de reinas, removiendo así “patrones socioculturales que promueven y sostiene la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres” (Art. 2, inc. E, Ley Provincial Nº 13.348 de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la Violencia contra las Mujeres) y trabajar en forma conjunta con los espacios, organizaciones e instituciones dedicadas a la problemática de género para construir referencias más sanas e igualitarias.

Reconocemos como una acción altamente positiva la elección y premiación que se lleva adelante los 8 de marzo con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Mujer, evento en el que las mujeres destacadas por su acción solidaria, logros profesionales, deportivos, etc., son reconocidas por sus pares. Esta es la línea que consideramos se debe profundizar.

También recomendamos al Concejo Deliberante de la ciudad de Esperanza abolir cualquier legislación que ampare la elección de reina y princesas y sancionar normas que modifiquen prácticas consuetudinarias que fomenten cualquier tipo de construcción cultural que ubique a la mujer en lugar de objeto o desigualdad, sometimiento o consumo.

Recordamos que la reproducción de estereotipos que promuevan la desigualdad de género y la violencia simbólica es doblemente grave si se ejerce desde el Estado, quién debe regirse por la legislación vigente, tanto la Constitución Nacional que en su Art. 16 establece los principios de igualdad principalmente para niños, niñas y mujeres, como así también por los preceptos sobre derechos humanos expresados en los convenios Internacionales suscriptos por la Nación Argentina y que tienen rango constitucional.

Hay todo un año de trabajo por delante, las mujeres no somos reinas, ni princesas, somos trabajadoras, estudiantes, artistas, médicas, ingenieras, políticas, enfermeras y muchísimas cosas más que no tienen nada que ver con la Monarquía; tampoco somos objetos, ni autos, ni muebles, ni inmuebles, ni nada que pueda ser catalogado como una posesión, no estamos acá para consumo; somos mujeres sujetas de derecho y queremos ser tratadas de esa manera.

Porque es nuestro derecho, porque las mujeres queremos una vida libre de violencia y porque es el Estado quién que debe garantizar las condiciones para la plena igualdad entre mujeres y hombres, decimos BASTA, basta de reproducir estereotipos sexistas, basta de objetivización de los cuerpos femeninos, basta de exponernos a evaluación con cánones estéticos opresivos; QUEREMOS UNA FIESTA DE LA AGRICULTURA LIBRE DE VIOLENCIA MACHISTA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *