Policiales

Casi una tragedia: quiénes participaron de una gresca que incluyó palos y armas

El enfrentamiento entre dos familias de la ciudad empezó el sábado al mediodía, siguió a la noche y el domingo a la tarde tuvo otro capítulo. Hay detenidos y varios heridos, entre ellos uno que fue atacado con un cuchillo. Los datos que nadie contó sobre el grave hecho.

 

Una vieja puja barrial fue dirimida de la peor manera en La Orilla, más precisamente en Simón de Iriondo al 6300. El sábado al mediodía los Ojeda y los Iníguez cruzaron insultos y amenazas como tantas otras veces, pero a la noche, con varias copas encima, la violencia recrudeció y no murió nadie de casualidad.

 

Batalla campal

De un lado los Ojeda con gente “pesada” de Santa Fe y del otro los Iníguez con algunos amigos de la familia. En la noche del sábado grito va, grito viene, alguien sacó la primera mano y lo que siguió fue una locura… Como corolario ambas casas quedaron seriamente dañadas y varios de los protagonistas -incluso las mujeres- terminaron con heridas de consideración, porque casi nadie se salvó entre puñetes, ladrillos, cuchillos y en un momento hasta una escopeta.

 

Detenidos

Esperancino.com.ar es el medio líder en información y cantidad de lectores, por eso nos esforzamos en conseguir todos los datos de este hecho que recién pudo ser frenado con la presencia de numerosos patrulleros con policías que portaban armas largas… Es más, algunos la emprendieron contra los efectivos, por lo que debieron utilizar posta antitumultos para calmar los ánimos.

Finalmente, luego de una batahola que duró largos minutos, llevaron a descansar al calabozo a Oscar Castellano de 25 años y a Carlos Monzón de 40. También aprehendieron a dos menores de 16 años de nuestro medio.

Roberto Carlos Castillo, 40 años y residiendo en Alto Verde, Santo Tomé, debió ser trasladado a un centro asistencial por las fracturas expuestas que presentaba; mientras que uno de los miembros del clan Iníguez recibió un puntazo en el brazo al ser atacado con un arma blanca, aunque la lesión no reviste riesgo para su vida.

En el lugar, además, personal de la Unidad Regional XI secuestró dos cuchillos y varios elementos contundentes utilizados desde ambos bandos al momento de la pelea.

 

Después del descanso, otra vez

Debido a los lesionados y los presos parecía que la bronca había quedado atrás, pero no fue así, ya que cerca de las seis de la tarde del domingo otra vez numerosos patrulleros tuvieron que acudir de urgencia a Simón de Iriondo al 6300 (una de las fotos que compartimos ilustra ese momento).

Al llegar los móviles policiales se encontraron con otra disputa y los protagonistas de los clanes familiares que el sábado zafaron de caer presos.

Con no poco esfuerzo los oficiales consiguieron ponerle punto final al enfrentamiento y se llevaron detenidas a tres mujeres mayores de edad (Toledo, Zárate y Vera) y a dos hombres de apellido Iníguez.

Logramos saber que dos de las femeninas estaban muy lesionadas producto de la refriega. ¿Habrá sido el punto final o dentro de poco, en particular cuando los líderes familiares recuperen la libertad, continuará esta puja y escalará aún más en cuanto al nivel de violencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *