Policiales

Boxeador detenido por golpear a su mujer en la vía pública con la bebé en brazos

Discutieron por un conflicto familiar y comenzó a agredirla delante de la vista de todos, pero la policía logró llegar a tiempo y frenarlo. Estuvo detenido y ahora su pareja recibe amenazas constantes.  No sería la primera vez. Todos los detalles.

Todos mencionan a Catriel Toledo como la promesa del pugilismo esperancino, cuentan los expertos en el deporte que tiene grandes condiciones, incluso ya tuvo un encuentro con Marcos “El Chino” Maidana, reconocido campeón que lo viene siguiendo de cerca.

Pero el boxeador esperancino de 19 años debe cuidarse en su vida privada si quiere llegar lejos en esta profesión ya que esta semana estuvo detenido por un violento episodio con su pareja.

Según averiguó Esperancino.com.ar el conflicto comenzó porque este joven no estaba de acuerdo con la cantidad y el tiempo que le permitían ver a su hija. Ante esto amenazó a su pareja con divulgar contenido íntimo que tenía en su celular si no accedía a sus condiciones.

En consecuencia, la joven se dirigió a la casa del púgil y al entregarle la beba en la puerta le quitó su teléfono para eliminar el supuesto material que la comprometía. Discutieron y ella salió corriendo, pero Toledo la alcanzó a los pocos metros, la tiró al piso y la tironeó bruscamente de sus cabellos, todo esto con la bebé en brazos.

Afortunadamente un par de vecinos observaron la situación y detuvieron a tiempo al boxeador, mientras que otros llamaron a la policía, que se hizo presente de inmediato en el lugar y ante las declaraciones de los testigos se llevaron detenido al agresor.

Toledo pasó un día en prisión por provocar lesiones leves y ahora la pareja denuncia que sus familiares la amenazan permanentemente y que ya vivió otros episodios similares, pero por miedo nunca los contó en la Justicia.

Hasta aquí lo que logramos conocer de fuentes cercanas a la víctima, pero por supuesto estamos a disposición de Catriel o sus familiares si quieren narrar su versión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *