Política

Bonvin y Puig contra políticos oportunistas que arman “proyectos para la tribuna”

Se llevó a cabo una nueva sesión en el Concejo Municipal, oportunidad en la cual la discusión central pasó por los proyectos para colaborar con los comerciantes que la vienen pasando mal porque recién pudieron abrir sus puertas o directamente desde el 20 de marzo no trabajan y por lo tanto no cuentan con ingresos.

El Departamento Ejecutivo envió su propia iniciativa y los ediles radicales Rodrigo Müller y Norma Andrea Martínez también sumaron proyectos de ordenanza, pero en ese marco los ediles del Pro que integra Cambiemos, Mariano Puig y Guillermo Bonvin, no ocultaron su malestar hacia quienes parecen legislar “únicamente pensando en los medios y no en las necesidades reales de la gente”

Contundentes

Consultamos a Puig y Bonvin, quienes dijeron que “algunos políticos son oportunistas y arman proyectos para la tribuna, para quedar bien, sin siquiera ponerse a pensar en lo que escriben o les entregan hecho los asesores”.

En otro tramo manifestaron que desde su bloque consideran “que la situación que atraviesa la ciudad hace 70 días no es muy diferente a lo que está sucediendo en el resto del país, solo que en Esperanza hace casi 60 días que no hay casos positivos de COVID-19.

Ante esta circunstancia la comunidad espera que el gobernador exceptúe más actividades elevadas por los Comités de Crisis local y Departamental en forma urgente, ya que desde la Intendencia se dieron sobradas muestras de que no flexibilizarán ninguna actividad sin la venia de la Provincia.

Por esta razón desde el Concejo debemos ser sumamente serios; entender que no se juega una carrera a ver quién presenta primero el proyecto y quién se hace eco de los reclamos, ya que se agrava cada día más la situación económica de los esperancinos, que en muchos casos pasó a ser desesperante.

En la última sesión se trataron, entre otros asuntos, tres proyectos que proponían la eximición del Derecho de Registro e Inspección, y si bien desde el Pro Cambiemos entendemos que es una cuestión casi lógica de que quien no pudo facturar porque no le permitieron trabajar no debería abonarlo, nos vimos inmersos en una discusión por un tema que resulta ínfimo frente a la realidad económica.

En el debate dejamos en claro que el municipio no se ha hecho eco de nuestro reclamo respecto a participar de los Comité de Crisis, por lo que  debemos trabajar en conjunto buscando soluciones de fondo, procurando evitar que más locales se vean obligados a cerrar sus puertas; eximir del pago de $180 no va a solucionar los problemas de nadie que hace más de dos meses no puede trabajar, se requiere mayor seriedad y propuestas superadoras sobre las que con todo gusto estamos dispuesto a debatir en una mesa donde se hable con seriedad pensando en los vecinos y no en intereses mezquinos o como se dice popularmente, en la tribuna, buscando quedar bien sin tener idea de los temas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *